¿Qué es una miniatura persa?

una miniatura persa es una pintura rica en detalles en miniatura que representa a los temas religiosos o mitológicos de la región de Oriente Medio ahora conocido como Irán. El arte de la pintura en miniatura en Persia, florecieron a partir de la 13 ª a través de los siglos 16 y continúa hasta este día, con varios artistas contemporáneos producir notables miniaturas persas. Estos delicados, pinturas exuberantes suelen visualmente impresionante, con un nivel de detalle que sólo se puede lograr con una mano muy fina y un pincel muy pequeño.

varias características sobre las miniaturas persas se destacan. El primero es el tamaño y nivel de detalle, muchas escenas de estas pinturas son bastante pequeños, pero ricos de la característica, compleja, que puede ocupar un espectador durante horas. Clásicamente, una miniatura persa también cuenta con acentos en oro y plata, junto con una serie de colores muy vivos. La perspectiva de una miniatura persa también tiende a ser muy interesante, con elementos superpuestos unos a otros en formas que a veces se sienten incómodos a los que están acostumbrados a la apariencia del arte occidental.

En un principio, las miniaturas persas fueron comisionados como ilustraciones de libros para los persas manuscritos iluminados. Sólo los más ricos de los clientes podían pagar estas ilustraciones, con algunas miniaturas persas tomar hasta un año para terminar. Finalmente, la gente también empezó a coleccionar estas obras de arte por su cuenta, los une en libros separados. Muchas de estas colecciones, afortunadamente, han sobrevivido hasta nuestros días, junto con otros ejemplos de arte persa, tales como alfombras famosas de Irán.

La miniatura persa fue probablemente inspirado en el arte chino, habida cuenta de los temas muy chinas que aparecen en algunas los primeros ejemplos de miniaturas persas. Muchas de las criaturas mitológicas representadas en temprana, por ejemplo, tienen un parecido sorprendente con los animales en la mitología china. Con el tiempo, sin embargo, los artistas persas desarrollaron su propio estilo y temas, y el concepto de la miniatura persa fue recogido por las regiones vecinas.

Muchos museos de arte asiático han miniaturas persas en sus colecciones, y es bien vale la pena visitar para ver ejemplos de este arte un carácter distintivo como persona. Miniaturas persas también merecen toda la atención, cuanto más se mira a una miniatura persa, la más detalles y los temas surgen. El estudio de una sola miniatura puede tardar hasta un día entero, los detalles que más y más se desarrollan, y numerosos museos convenientemente con guías detalladas para las figuras y los temas en sus miniaturas persas para que los visitantes pueden aprender más acerca de lo que están viendo.

Deja un comentario