¿Qué es el circonio?

circonio es un elemento metálico con el número atómico 40 y el símbolo Zr. Este elemento altamente reactivo no se encuentra en forma pura en la naturaleza, y es más comúnmente aislado del mineral circón. Circón ha sido utilizado por los seres humanos durante siglos para diversas aplicaciones, y se encuentra comúnmente en Australia, Rusia, Brasil y los Estados Unidos, entre varios otros lugares. Otros minerales que contengan circonio se extrae como subproducto del proceso de la minería en muchas regiones del mundo.

En su forma pura, este metal es ligeramente plateado en apariencia, y es muy maleable y dúctil. También es muy resistente a la corrosión, lo que hace que sea muy popular en las aleaciones de metal. Cuando una aleación debe ser resistente a la corrosión, añadiendo a la mezcla de circonio puede aumentar la durabilidad. Este elemento pertenece a los metales de transición, un grupo de vecinos de metales en la tabla periódica de los elementos que incluye el paladio, plata, cobalto, cobre, zinc y níquel, entre muchos otros.

A pesar de zirconio sólo puede ser se encuentra en forma combinada en la naturaleza, es muy abundante en la Tierra. Se trata de un elemento común con un número de isótopos que naturalmente que puede ser usado en una variedad de maneras. Los usos humanos de más allá de las aleaciones de circonio incluyen la industria de la cerámica, que utiliza el circonio en diversos compuestos de cerámica y esmaltes. El metal también se utiliza en joyería, con circonio negro siendo una opción popular para los anillos, porque es durable y resistente a la corrosión.

Este elemento fue identificado por primera vez a finales de 1700, aunque tardó más tiempo para aislar con éxito para demostrar que se trataba de un elemento químico distinto. Una advertencia con el circonio es que cuando el metal es muy fino, puede ser propenso a la combustión espontánea, sobre todo en temperaturas más cálidas. Cuidado hay que tener cuando se trabaja con el metal en algunos lugares, como resultado, sobre todo si es suelo es o en polvo.

Si circonio no es tóxico, puede causar irritación en contacto con la piel y los ojos. Si se expone, la gente debe lavarse la piel o color de sus ojos, y puede ser una buena idea consultar a un médico si ha entrado de circonio los ojos de alguien. Este elemento también puede causar la formación de granulomas en los pulmones cuando se inhala. Estos grupos de células del sistema inmune se forman cuando el cuerpo reacciona a las partículas extrañas. Este elemento no parece ser biológicamente necesario, aunque pequeñas cantidades se encuentran en muchos organismos, incluyendo a las personas.

Deja un comentario