¿Qué es el cobre?

El cobre es un mineral no ferroso marrón rojizo, que se ha utilizado durante miles de años por muchas culturas. El está estrechamente relacionada con plata y oro, con muchas propiedades se comparten entre estos metales. La vida moderna tiene una serie de aplicaciones para el cobre, que van desde monedas a los pigmentos, y la demanda de cobre sigue siendo alta, especialmente en las naciones industrializadas. Muchos de los consumidores interactuar con el cobre en diversas formas sobre una base diaria.

La evidencia arqueológica sugiere que el cobre es uno de los primeros metales utilizados por los seres humanos. Numerosas excavaciones en todo el mundo indican que el cobre se usa para hacer utensilios, joyas y armas. El metal es muy dúctil, lo que significa que puede ser fácilmente trabajado y se detuvo en alambre. Para las culturas que tenía habilidades metalúrgicas mínimo o crudo, el cobre habría sido fácil de configurar y trabajar con ellos. El cobre es también fácil de aleación, y muchos de los principios destacados de las aleaciones de metal de cobre.

El nombre para el metal proviene de Kyprios , el nombre griego de Chipre, una isla que había minas de cobre de alta productividad en el mundo antiguo. El número atómico del cobre es de 29, que lo sitúa entre los metales de transición. El metal es altamente conductor de la electricidad y calor, y muchos de los usos del cobre se aproveche de esta calidad. El cobre se puede encontrar en la electrónica de numerosas y en el cableado. También se usa para hacer ollas de cocina. El cobre es también relativamente resistente a la corrosión, ya que forma una pátina que se resiste a la oxidación. Por esta razón, el cobre es a menudo mezclado con otros metales para formar aleaciones como el bronce y latón.

Además de ser útil en la industria manufacturera, el cobre también es un nutriente alimenticio esencial, aunque sólo pequeñas cantidades del metal son necesarios para el bienestar. El cobre aparece en varias enzimas, facilita la absorción de hierro, y ayuda a transmitir las señales eléctricas en el cuerpo. En dosis altas, sin embargo, el metal puede ser extremadamente tóxico. El cobre también se puede saturar el agua y el suelo, lo que plantea riesgos para la vida silvestre. En un nivel más benigna, el cobre puede manchar la ropa y la carne, como muchas personas han notado.

En un estado natural, el cobre se encuentra raramente pura. Se trata de compuestos con otros elementos, y el material debe ser tratada antes de que pueda ser vendido. Esto puede conducir a graves problemas ambientales, especialmente cuando las empresas mineras incurrir en prácticas poco seguras. Los productos químicos utilizados para extraer el cobre puede ser tóxico, como puede los elementos desechados y la escorrentía asociada con la purificación del cobre. Muchos países intentan regular su industria del cobre, para evitar la contaminación generalizada y los problemas asociados con él.

Deja un comentario