¿Qué es la herniación del cerebro?

hernia cerebral es una enfermedad extremadamente peligrosa en la que los tejidos del cerebro son desplazados de alguna manera debido a un aumento de , la presión dentro del cráneo. El aumento de la presión hace que el cerebro de ampliar, sino porque no tiene a dónde ir dentro del cráneo, se hace muy dañada. En algunos casos, la herniación cerebral es tratable, pero en otros casos va a conducir al coma y eventualmente la muerte.

El cerebro es un órgano muy singular e interesante. A diferencia de otros órganos, no tiene un margen muy grande para la inflamación, ya que está encerrado dentro del cráneo extremadamente inflexible. Como regla general, la inflexibilidad del cráneo es una buena cosa, ya que evita daños en el cerebro y lo mantiene de forma segura acunaba. Sin embargo, cuando aumenta la presión intracraneal, la calavera se convierte en una especie de olla a presión, con los tejidos del cerebro están obligados en zonas que no suelen ir en un intento de hacer frente a la presión.

Cerebro tejido no apreciaría que se mueve alrededor. El desplazamiento que participan en la herniación del cerebro puede causar daño y muerte celular como las células son trituradas o su suministro de oxígeno y nutrientes se corta. Como mínimo, esto puede causar , pero también puede conducir a problemas graves de salud, si las células que regulan las funciones biológicas como la respiración están dañados. Sin la acción reguladora de estas células, el cuerpo rápidamente se apagará.

Una causa común de herniación del cerebro es el grave. Cuando la cabeza se estrelló contra algo duro o montada en torno a un accidente de coche, puede causar un aumento de la presión intracraneal que dará lugar a una hernia a menos que se le dispensaba. Hernia del cerebro también puede ser causada por tumores en el cerebro, como los tumores, y por otras condiciones que elevan la presión intracraneal, como la hidrocefalia. Los primeros signos de herniación cerebral son un estado mental alterado, la falta de coordinación, respiración irregular, y un pulso irregular.

Las opciones de tratamiento para la hernia cerebral varían. Como regla general, el primer paso es reducir la presión intracraneal para prevenir más daños al cerebro. Dependiendo de lo que está causando la presión, esto puede ser tratado con medicamentos, la inserción de una derivación para drenar el exceso de líquido, o de otras medidas quirúrgicas. Si la presión intracraneal puede ser estabilizado, el siguiente paso es evaluar la magnitud de los daños, y hablar de posibles opciones de tratamiento. En los casos en que la presión se bajó rápidamente, puede ser posible para evitar daños permanentes.

Deja un comentario