¿Qué es la pancreatitis crónica?

es un órgano localizado detrás del estómago que ayuda en la digestión de las grasas, y regula las hormonas como la insulina. La crónica es una inflamación dolorosa del páncreas que puede resultar en serias complicaciones de salud.

Algunas condiciones pueden predisponer a la . Estos pueden incluir a largo plazo el uso excesivo de alcohol o alcoholismo, los trastornos de la tiroides, y la hiperlipidemia o niveles anormalmente altos de colesterol en la sangre. A veces, las obstrucciones en el páncreas pueden conducir a la . En otros casos, ninguna causa puede ser identificada.

dolor abdominal el síntoma más notable de la pancreatitis crónica es grave, que se puede sentir sobre todo en la parte superior del abdomen. El dolor puede durar varios días, y también se puede sentir en la mitad de la espalda. El dolor tiende a empeorar tras el consumo de alimentos o líquidos, y puede ser especialmente intensa cuando se bebe alcohol. Otros síntomas de pancreatitis crónica incluyen heces grasas que pueden aparecer pálida, pérdida de peso, náuseas y /o vómitos.

Cuando estos síntomas están presentes, no hay motivo de preocupación y hay que ver a un médico inmediatamente para descartar otras condiciones que afectan el páncreas. Otras condiciones de páncreas, en particular una obstrucción del páncreas pueden ser inmediatamente en peligro la vida.

pruebas normales para el diagnóstico de la pancreatitis crónica incluyen análisis de sangre como la lipasa y la amilasa sérica pruebas que evalúan la función pancreática. También pueden solicitar que proporcione una muestra de deposiciones para detectar el exceso de grasa en las heces.

Los médicos también pueden ordenar la tomografía axial computadorizada (TAC o TC) del abdomen, y realizar una ecografía para comprobar para detectar obstrucciones en el páncreas. El diagnóstico definitivo no puede hacerse sin la laparotomía, una cirugía que evalúa los órganos en el abdomen por los daños o problemas.

La pancreatitis crónica puede causar complicaciones graves e incómodo. Incapacidad para digerir las grasas y producir insulina adecuada puede resultar en diabetes. Nutrientes puede no ser absorbidos adecuadamente ya que la grasa no se puede absorber adecuadamente. Algunas complicaciones tardías de la pancreatitis crónica puede incluir la ascitis, que es el exceso de líquido se acumule en las cavidades abdominales.

El tratamiento de la pancreatitis crónica puede incluir una dieta baja en grasas, analgésicos para ayudar a resolver molestias en el estómago, el tratamiento para la diabetes cuando sea necesario, y los suplementos de enzimas que el páncreas no logra producir. Cuando una obstrucción que causa la pancreatitis crónica, esta puede ser necesario extirpar quirúrgicamente con el fin de restaurar la función del páncreas. En algunos casos el páncreas debe ser removida por completo.

Los pacientes también están obligados a no consumir alcohol, ya que esta es una de las razones más comunes para el retorno de los síntomas. A menudo, un paciente con un episodio de pancreatitis puede evitar tener la condición de convertirse en la pancreatitis crónica si los tratamientos antes mencionados se siguen cuidadosamente.

La pancreatitis crónica puede ser administrada, pero a menudo es una enfermedad grave que puede llevar a la muerte. Es especialmente valioso para confirmar el diagnóstico de la pancreatitis ya que sus síntomas son casi idénticos a los de cáncer de páncreas, que tiene una alta tasa de mortalidad. Las personas con pancreatitis crónica necesidad de permanecer en comunicación con sus doctores o especialistas en el caso de que surjan complicaciones que requieren tratamiento de emergencia, tales como obstrucción repentina del páncreas.

Deja un comentario